Seis ocasiones en las que se creyó haber encontrado vida extraterrestre


Hace un año, la variación lumínica de una estrella situada a unos 1.500 años luz d la Tierra llevó a los científicos a especular con la existencia de una estructura alienígena. Sin embargo, más tarde se confirmó que el fenómeno obedece a la acción de los restos de un planeta devorado por una estrella. Esta teoría, de confirmarse, se sumará a las muchas otras ocasiones en que el ser humano “casi” pudo confirmar la vida en otros planetas. Estas son algunas de ellas:

•Fogonazos en Marte: en agosto de 1894, un artículo periodístico publicaba la noticia de extraños resplandores en el planeta Marte, prácticamente dando por hecho la presencia de alienígenas que emitían señales. Sin embargo, la ilusión no duró demasiado: la revista Publications of the Astronomical Society of the Pacific, aclaró en un artículo del astrónomo Edward S. Holen, que la anomalía correspondía simplemente al brillo de las regiones más luminosas o elevadas dentro del terreno.

•La primera señal SETI: el 8 de abril de 1960, el astrónomo Frank Drake dio inicio, en el Observatorio Nacional de Radioastronomía de Green Bank, a lo que luego se llamaría “Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre” (SETI en inglés), consistente en escuchar posibles señales de radio extraterrestres. Durante el primer día creyeron haber dado con la primera comunicación alienígena, cuando al dirigir la antena hacia la estrella Epsilon Eridani, escucharon explosiones y todo tipo de sonidos. Sin embargo, luego de 10 días de gran emoción, los astrónomos advirtieron que los ruidos sólo provenían de una nave a gran altura. 

•El pulso: en 1968, cuando la norirlandesa Jocelyn Bell Burnell escribía su tesis doctoral en radioastronomía, detectó una señal que pulsaba con ritmo periódico de algo más de un segundo. Tras especular con un origen extraterrestre, acabaron descubriendo que se trataba de un fenómeno natural. LGM-1 (Little Green Men) era en realidad una estrella de neutrones.  

•La señal Wow!: hace 40 años, una señal elevada unas 30 veces sobre el ruido de fondo, y de una duración aproximada de 72 segundos, fue recogida con un radiotelescopio llamado Big Ear, de la Universidad Estatal de Ohio, por el astrónomo Jerry R. Ehman. La señal nunca pudo volver a recuperarse y persiste el misterio, aunque algunos investigadores postularon que la misma podría proceder de una pareja de cometas.

•El misterio de las Vikings: en 1976, la misión de la NASA con las sondas gemelas Viking, en Marte, pareció encontrar vida en ese planeta, al dar positivo uno de sus estudios para detectar la presencia de CO2 (un producto de desecho del metabolismo celular). Sin embargo, nuevos experimentos de las Vikings no corroboraron ese resultado.


Próxima
« Anterior
Anterior
Proxima »

CódigoCódigo EmoticonEmoticon

Gracias por tu comentario