El Osario de Sedlec


El Osario de Sedlec es una pequeña capilla católica situada bajo la Iglesia del Cementerio de Todos los Santos, en Sedlec, República Checa. En esta macabra construcción se encuentra uno de los más escalofriantes osarios del mundo, que contiene entre 40.000 y 70.000 esqueletos humanos, colocados artísticamente para formar la decoración y el mobiliario de la capilla. Lo "artístico" de su decoración se debe a la necesidad de organizar los huesos desenterrados en las obras de remodelación del cementerio.

En 1870, František Rint, un tallista de madera, fue contratado por la familia Schwarzenberg para poner los montones de huesos que se acumulaban en la capilla en orden. Los macabros resultados de su trabajo hablan por sí solos...

Una enorme lámpara de araña, que contiene al menos una unidad de todos los huesos que forman el cuerpo humano, cuelga del centro del nave junto a las guirnaldas de cráneos que cubren las bóvedas. Otros trabajos incluyen custodias flanqueando el altar, un gran escudo de armas de los Schwarzenberg, y la firma del maestro Rint, también hecha de huesos y situada en la pared junto a la entrada.

Un Cementerio demasiado Concurrido

Corría el año 1278 cuando se envío al abad del monasterio, de la Orden del Císter de Sedlec, a la Tierra Santa por petición del rey Ottokar II de Bohemia. Cuando el abad regresó trajo consigo una pequeña cantidad de tierra santa que había recogido de la Golgotha, lugar donde se dice nació Jesucristo. Roció esta tierra en el cementerio de la abadía. Este hecho al ser conocido propició que miles de personas quisieran ser enterradas en este santo lugar.

El cementerio tuvo que ser ampliado en varias ocasiones para poder acoger tantos cuerpos. A mediados del siglo XIV, la Peste Negra y las Guerras Usitas trajeron consigo miles de nuevos cadáveres y en consecuencia la necesidad de ampliar una vez mas.
Aproximadamente en el año 1400 fue construida una iglesia gótica en el centro del cementerio. La iglesia poseía una bóveda en un nivel superior y una capilla en el sótano que se habilitó como un osario, donde se acumularon los huesos de todos los cuerpos desenterrados en las obras y algunos retirados para hacer nuevo espacio en el cementerio.

Los huesos de cadáveres enterrados durante siglos en el cementerio de Sedlec fueron apilados en el interior de la capilla.

Entre 40.000 y 70.000 esqueletos conforman la decoración de uno de los lugares más escalofriantes y macabros del mundo.

Cada rincón de la capilla está adornado por cráneos, huesos y agrupaciones óseas que harían estremecerse al más valiente..

Del techo de la capilla cuelga una escalofriante lámpara de araña formada por cientos de huesos. La lámpara está formada por todos los huesos del cuerpo humano, hasta el más minúsculo está incluido.

Vista inferior de la lámpara hecha de huesos del Osario de Sedlec.

Los macabros detalles que adornan la capilla llevan casi dos siglos sin ser modificados de posición o forma.

Detalle de un adorno en la pared formado por calaveras.

Agrupaciones de cráneos escalofriantes.

Cristo rodeado de motivos óseos.

La capilla parece sacada de una pesadilla.

Una lámpara hecha de huesos decora el techo del osario.

Bajo ella cuatro "pilares" adornados por cráneos.

Escudo de armas hecho por huesos humanos.

Detalle del escudo, un "pajaro" sacando el ojo a un cráneo.

Placa escrita con huesos humanos.

Un enorme caliz oseo adorna la iglesia.

Vista de un pilar, existen cuatro bajo la lámpara.

Detalle de uno de los cuatro pilares en el centro de la capilla.

Al fondo pueden observarse miles de huesos agrupados.

los huesos fueron agrupados en 1870 por František Rint.

Próxima
« Anterior
Anterior
Proxima »

CódigoCódigo EmoticonEmoticon

Gracias por tu comentario