El ejército de gatos cyborg que ideó Estados Unidos durante la Guerra Fría


Los planes ideados durante la Guerra Fría por las dos potencias en conflicto, se acercan muchas veces al ridículo. Tal es el caso del gato cyborg ideado por la CIA para espiar a los soviéticos. Victor Marchetti, quien trabajó durante la década del sesenta como asistente del Director Adjunto de la CIA, contó esta operación al diario The Telegraph.
En 1961 la inteligencia norteamericana inició un proyecto que consistía en modificar gatos quirúrgicamente para que fuesen capaces de captar conversaciones secretas y transmitirlas a sus oficinas centrales. Los gatos espías también eran entrenados para acercarse a su objetivo.
En 1966, tras cinco años de investigaciones y 15 millones de dólares invertidos, el primer gato robótico fue encomendado a una misión. El animal llevaba un micrófono implantado en el canal auditivo, un transmisor de radio en el cráneo y una antena en la cola. Agentes de la CIA llevaron al felino en una furgoneta al parque Wisconsin Avenue, en Washington DC, con la idea de espiar a dos agentes rusos que iban a reunirse en el lugar. El gato fue atropellado por un taxi al cruzar la calle.
El programa se abandonó pocos meses después.
La agencia estadounidense consideró que: “Los factores ambientales y de seguridad que concurren en el uso de esta técnica en una situación real, nos obligan a concluir que para nuestros propósitos no es viable”.  
Numerosos archivos de esta operación fueron desclasificados en 2001.

Próxima
« Anterior
Anterior
Proxima »

CódigoCódigo EmoticonEmoticon

Gracias por tu comentario