Una de cada mil personas es alérgica al Wi-Fi


La alergia al Wi-Fi, también conocida como electrosensibilidad, es una enfermedad producida por la exposición continua a los campos electromagnéticos. Sus síntomas incluyen: dolor de cabeza, mareos, vómitos, irritación y pérdida de la memoria. Algunos médicos aseguran que las ondas de los dispositivos Wi-Fi reducen la producción de serotonina en el cerebro y que, a largo plazo, esto provoca depresión.Esta alergia también es producida por casi todos los sistemas que usan señales electromagnéticas, incluyendo a la TV y los teléfonos inalámbricos, por lo que no existe prácticamente escondite alguno para quienes la sufren. Hay personas a las que les duele la cabeza ni bien alguien se conecta por Wi-Fi, lo que las hace potenciales X-Men para detectar descargas ilegales en un futuro donde el gobierno controle nuestras actividades virtuales.
Factoides adicionales:
  • En países como Suecia se reconocen los efectos nocivos del Wi-Fi y pueden ser causa legal de baja laboral.
  • La invasión de la radiación Wi-Fi externa podría disminuirse, por ejemplo, mediante cortinas de cobre y plata.
  • “Wi-Fi” no significa nada; no es una abreviatura comparable a “Hi-Fi” (Alta Fidelidad). Es simplemente una marca, inventada por la misma empresa que le dio nombre a productos como Prozac y Compaq.
  • Paradójicamente, el logo de Wi-Fi está basado en el taijitu, el símbolo que representa al Ying y yang, que simbolizan, entre otros opuestos, a la absorción y la penetración.

Próxima
« Anterior
Anterior
Proxima »

CódigoCódigo EmoticonEmoticon

Gracias por tu comentario