El Hada Verde: historia de la bebida más poderosa del mundo


Probablemente no exista en el mundo una bebida rodeada de tanto misterio y tantas historias oscuras como la absenta, licor prohibido durante siglos, deseado por grandes bebedores y buscado como fuente de inspiración por artistas de toda calaña alrededor del mundo.

La historia de la mítica “Hada Verde” comienza entre Suiza e Italia en el siglo XVIII, y tiene su capítulo más importante en París, entre fines del siglo XIX y comienzos del XX, cuando genios de la escena artística europea como los poetas Rimbaud y Baudelaire o pintores como Van Gogh y Toulouse-Lautrec se declararon sus amantes incondicionales.

Este destilado de ajenjo que puede tener hasta 89° de alcohol -“alquimia líquida que cambia las ideas”, según dicen que dijo el escritor Ernest Hemingway-, ya impresionaba desde la estética: al verter agua helada sobre su superficie verde brillante los artistas bohemios de entonces observaban maravillados cómo su color cambiaba como por arte de magia.

En su momento las autoridades atribuyeron a la absenta potentes efectos alucinógenos (nunca confirmados por la ciencia, pero tampoco desmentidos del todo por sus consumidores asiduos) y la encontraron causal de conductas antisociales, lo que llevó a que se la prohibiera en Suiza, Estados Unidos, Argentina y Francia, entre otros países de gran consumo.

Por uno de esos caprichos de las modas en el mundo globalizado, la absenta volvió a tomarse masivamente y su prohibición se levantó, durante la primera década de este siglo. Así, el "Hada Verde" volvió a los bares, para hacer renacer su mito que nunca llegó a extinguirse.
Próxima
« Anterior
Anterior
Proxima »

CódigoCódigo EmoticonEmoticon

Gracias por tu comentario