Curiosa locura: Los más increíbles delirios mentales


La mente humana es prodigiosa y a menudo inexplicable. Así como puede crear grandes herramientas para la interacción, la comunicación y la construcción colectiva, cuando se aleja de sus paradigmas sociales es capaz de desplegar las fantasías más insólitas como si fueran coherentes. La literatura psiquiátrica abunda en descripciones de delirios relatados por pacientes; esta es una lista de algunos de los más raros que se han documentado:

-Alicia en el país de las maravillas: este trastorno hace que las personas pierdan la capacidad de orientación espacial y de percepción temporal, como los efectos creados en la genial novela de Lewis Carroll. En algunos casos, pacientes han relatado dificultades para establecer el tamaño de los objetos que ven.

-Folie à deux: se denomina con esta expresión francesa a los extraños casos en que dos o más personas comparten el mismo delirio.

-Inserción de pensamiento: en este caso, el paciente cree que sus pensamientos no son propios sino que provienen de otra persona específica. Es una alucinación sintomática característica de la esquizofrenia.

-Otelo: como en el caso del personaje de la obra de Shakespeare, quien padece el delirio tiene la total certeza de que su pareja le está siendo infiel, aunque no haya ninguna evidencia. Este delirio excede los celos y a menudo desemboca en situaciones violentas.

-Licantropía Clínica: se trata de casos en los que una persona cree que es un animal o que se está convirtiendo. En general el animal elegido para este delirio es el lobo, pero se han reportado casos de personas que creen convertirse en ranas, gatos, caballos, hienas, aves e incluso abejas.


-El doble: el paciente sufre la certeza de que existe alguien que se ve exactamente igual a él, pero tiene otra personalidad y otra vida. Este delirio puede desencadenarse respecto de una persona cercana, como un familiar, tanto como de un total desconocido.


Próxima
« Anterior
Anterior
Proxima »

CódigoCódigo EmoticonEmoticon

Gracias por tu comentario