El primer asesinato de la historia


Un estudio publicado por la revista científica PLoS ONE presenta el primer asesinato de la historia de la Humanidad del que se tenga registro, detectado en uno de los 17 cráneos de homínidos encontrados en el yacimiento de Atapuerca (Burgos, España). Se trata de un cráneo de alrededor de 430.000 años de antigüedad, perteneciente a un individuo joven que murió por dos golpes en la frente realizados con un objeto contundente. Tal como lo explica Nohemi Sala, una de las investigadoras, este extraordinario hallazgo requirió, además de años de trabajo, una cierta dosis de azar: “Hemos tenido muchísima suerte. Hallamos un cráneo con dos impactos cercanos y cuyos contornos de fractura coinciden en forma a la perfección”. 
Los científicos crearon un modelo digital 3D del cráneo y de sus fracturas para observar el contorno de las heridas; mediante esta clásica pericia forense se pudo averiguar el modo del asesinato, aunque se desconoce de qué material era el arma. ¿Cómo puede saberse que las fracturas fueron la causa de la muerte y no se produjeron después, por ejemplo al caer? El estudio explica que las fracturas están ubicadas en los sitios habituales de un enfrentamiento cara a cara; por otra parte, ambas fracturas en el hueso frontal tienen trayectorias distintas, fueron causadas por el mismo objeto duro y son muy cercanas una a la otra sin que haya otras roturas en el cráneo, lo que descarta la hipótesis de una caída. Tampoco se registran señales de cicatrización ni de recuperación del tejido óseo, es decir que los golpes fueron mortales, lo que lo convierte en el primer asesinato registrado en la Historia.


 

El Mundo

Próxima
« Anterior
Anterior
Proxima »

CódigoCódigo EmoticonEmoticon

Gracias por tu comentario