5 partes del cuerpo que los científicos pueden hacer crecer en un laboratorio


La experimentación con células madre ha dado excelentes resultados en los últimos años. Numerosas universidades de Europa y Estados Unidos lograron utilizar las células madre para hacer crecer diferentes partes del cuerpo.
Todo comienza con la experimentación con animales, ya que es más fácil y seguro, pero luego continuaron con partes del cuerpo humano y algunos resultados fueron asombrosos.


#5 Tejido mamario

Los científicos del Centro Helmholtz para la Salud y la Investigación Ambiental, en Alemania, utilizaron tejido mamario sano de mujeres curadas del cáncer de mama para hacer crecer nuevo tejido mamario. El resultado fue alentador ya que el nuevo tejido creció rápidamente, a una tasa similar al crecimiento mamario de la pubertad


#4 Riñones

Los investigadores del Massachusetts General Hospital lograron hacer crecer un par de riñones en el laboratorio que, transplantados en ratas, fueron capaces de producir orina como un órgano regular. Ahora los científicos lograron producir riñones humanos en miniatura, pero esos todavía no fueron transplantados y por lo tanto no se sabe si son funcionales. 


#3 Orejas

El proceso de reconstrucción del cartílago es doloroso, muy costoso y hasta peligroso, pero ello podría cambiar gracias a la nueva tecnología de las impresoras 3D. Los médicos de la Universidad de Cornell lograron, gracias a la impresión 3D, hacer una oreja humana utilizando células vivas de vacas y el colágeno de cola de rata


#2 Un cerebro miniatura

El Instituto de Biotecnología Molecular de Viena, Austria, desarrolló un ensayo clínico con el que pretendían hacer crecer un cerebro humano. En 2013 lograron crear uno en miniatura, del tamaño del cerebro de un embrión de nueve semanas aproximadamente. No se veía exactamente como un cerebro humano, pero sí tenía células nerviosas (neuronas) funcionales


#1 Un corazón funcional

Los científicos de la Universidad de Pittsburgh utilizaron células epiteliales para crear tejido muscular coronario que una vez expuesto a un suministro de sangre comenzó a contraerse espontáneamente y cumplir la función normal de un corazón. Este minicorazón fue desarrollado en un ratón, pero el procedimiento podría perfeccionarse para ser aplicado a los humanos.




Próxima
« Anterior
Anterior
Proxima »

CódigoCódigo EmoticonEmoticon

Gracias por tu comentario