Nuevas tendencias funerarias: ofrecen diamantes y perfumes elaborados con los restos mortales de los seres queridos


Cuando la empresaria Katia Apalategui sufrió la pérdida de su padre, pasó las horas abrazada a la almohada que él solía usar para dormir, oliendo su aroma, recordándolo. Entonces, tuvo una idea: acudió a un equipo de científicos universitarios para pedirles que lograran un extracto de la fragancia de la almohada y elaborasen un perfume.

Cuando los científicos lograron el cometido, enviaron un pequeño frasco de perfume a Katia, quien desde entonces contó con la posibilidad de recordar a su padre cada vez que olió la fragancia de su perfume. Así nació la empresa Kalain, pionera en la extracción de fragancias, generalmente obtenidas a partir de la ropa de un difunto, para la elaboración de perfumes memoriales.

Por otro lado, la empresa suiza Algordanza ofrece a sus clientes la posibilidad de transformar las cenizas de un ser querido en un hermoso diamante. Para ello, primero se extrae el carbón de los restos quemados y se lo procesa para obtener carbono. Más tarde, el carbono es calentado para obtener grafito.

Finalmente, el grafito es calentado a casi 1.700 grados Celsius y se somete a una presión de prácticamente 400 mil kilos por pulgada cuadrada. Semejante proceso, que emula las situaciones naturales en las profundidades terrestres, obtiene como resultado nada menos que un diamante, que puede ir del blanco al azul oscuro, dependiendo de la cantidad de boro presente en las cenizas.



Próxima
« Anterior
Anterior
Proxima »

CódigoCódigo EmoticonEmoticon

Gracias por tu comentario