Alarma mundial: nave rusa fuera de control está cayendo hacia la Tierra


"Ha empezado a caer", admitió una autoridad rusa, que evitó identificarse, y reconoció que el aparato comenzó a tener "reacciones totalmente incontrolables".
Así, Rusia admitió extraoficialmente que la nave Progress, un carguero espacial no tripulado con dos toneladas de suministros para la Estación Espacial Internacional (EEI), no responde a los comandos terrestres. "La caída será en condiciones incontrolables", señalaron las autoridades. "Es imposible saber cuándo caerá exactamente a la Tierra, depende de mucho factores. Pero la caída se producirá en condiciones incontrolables", añadieron. Además, existe un dato que le otorga una incertidumbre angustiosa al hecho: ninguna gran ciudad del planeta está potencialmente a salvo de recibir el impacto.
El carguero espacial Progress M-27M, lanzado al espacio el último martes, debía anclarse a la EEI apenas algunas horas después de abandonar la estratósfera. Sin embargo, cuando la misión promediaba el plan previsto, los controladores en tierra dejaron de recibir señales. Los esfuerzos por restablecer la comunicación no cesaron desde entonces, hasta hoy, cuando la situación se tornó irreversible. Mientras tanto, desde la NASA aseguraron que los seis astronautas a bordo de la EEI cuentan con suficientes suministros y no corren mayores riesgos, más allá del incidente.


Próxima
« Anterior
Anterior
Proxima »

CódigoCódigo EmoticonEmoticon

Gracias por tu comentario