Cinco partes del cuerpo humano que no sirven para nada


El cuerpo humano es un complejo sistema, que involucra -entre muchas otras cosas- piezas, o partes, que interactúan para permitirnos, no solamente existir, sino también funcionar e interactuar con el mundo. Son fundamentales: si alguna de ellas falla, todo el cuerpo es afectado en su normal funcionamiento.

Sin embargo, existen algunas excepciones; te presentamos cinco piezas del cuerpo humano que, al menos en apariencia, no tienen una función que cumplir.

-Apéndice: seguramente, una de las intervenciones quirúrgicas más frecuentes y menos peligrosas sea la apendicetomía, que comprende la remoción del apéndice. Cuando esta parte del cuerpo se inflama, puede llegar a estallar, generando graves infecciones, e incluso la muerte por peritonitis. Los científicos creen que se trata de la derivación de un órgano, cuya utilidad se perdió en algún momento del proceso evolutivo.

-Pezones masculinos: las hembras de la especie humana emplean sus pezones para alimentar a los bebés, algo que no sucede, desde luego, con los machos, que no usan sus pezones para nada. Sin embargo, el hombre nace con ellos, puesto que su proceso de formación acontece un tiempo antes de que los sexos se diferencien, durante la etapa embrionaria.

-Vello Corporal: aparecidos en gran volumen a partir de la madurez sexual, los vellos de hombres y mujeres no tienen prácticamente utilidad, excepto para las personas que trabajan en tareas de depilación. Sí sirvieron, durante instancias evolutivas anteriores, para abrigar a la especie humana y, en el caso de los machos, cotejar a las hembras. Hoy, sólo las cejas y pestañas permiten proteger los ojos de la transpiración que cae por la frente, o la intromisión de partículas de polvo, respectivamente. 
 
-Muelas del juicio: en general, hacia los diez años de edad, el humano cuenta ya con su dentadura definitiva. Sin embargo, durante la adolescencia, irrumpen las llamadas 'muelas del juicio', cuatro molares que, lejos de tener alguna utilidad, causan dolencias y algunos trastornos. Cuando en la boca de un paciente no hay lugar suficiente para alojarlas, los dentistas optan por quitarlas.

-Cóccix o Cóxis: en la prehistoria de la especie, los humanos contaron con una especie de rabo, que los ayudó a mantener el equilibrio. Hoy, de aquella extremidad solamente quedó el cóccix, es decir, la última vértebra de la espina. Son muchos los que sostienen que aún colabora con el equilibrio del cuerpo, aunque son más los que afirman que sólo sirve para generar dolor, cada vez que nos caemos sentados.

Próxima
« Anterior
Anterior
Proxima »

CódigoCódigo EmoticonEmoticon

Gracias por tu comentario