Una autopsia virtual permite revelar por primera vez a Tutankamón de cuerpo entero


Tras varios años de trabajo, un equipo de expertos logró realizar una autopsia virtual al cuerpo del faraón egipcio Tutankamón, muerto en el año 1352 a.C. y depositado en un majestuoso sarcófago de oro macizo.
Así fue posible saber que este rey tenía dientes de conejo, anchas caderas, una cojera prácticamente invalidante y un pie zambo; malformaciones de nacimiento que podrían deberse al incesto entre hermanos del que fue fruto.
Este revelador trabajo permitió dar por tierra con la hipótesis de que el joven emperador, fallecido a los 19 años, fue asesinado. En cambio, las nuevas investigaciones apuntan a un deceso por mala salud congénita, vinculada a su herencia como hijo de dos hermanos de sangre.
Según explicó Albert Zink, director del Instituto de Momias y el Hombre de Hielo, los resultados están basados en más de 2 mil escaneos digitales a la momia, lo que ha permitido obtener un análisis detallado del mapa genético familiar de la dinastía de Tutankamón.
Su muerte temprana pudo deberse a una grave enfermedad hereditaria, que a su vez sería el resultado de los serios desequilibrios hormonales del faraón, originados por la relación sexual endogámica de primer grado, consumada entre sus padres.
La tumba de Tutankamón fue hallada en el Valle de los Reyes, Egipto, en el año 1922, gracias al trabajo del arqueólogo Howard Carter.




Próxima
« Anterior
Anterior
Proxima »

CódigoCódigo EmoticonEmoticon

Gracias por tu comentario