¿La CIA hizo desaparecer una isla mexicana?


A 100 kilómetros al noroeste de la Península de Yucatán está ubicada, si es que existe, la Isla Bermeja. Al menos, allí existió de manera comprobable en la realidad de los mapas realizados entre 1535 y 1775, año en que su existencia comenzó a entrar en un cono de dudas, luego de que una expedición en su búsqueda no arrojara ningún resultado positivo. En 1857, Bermeja reapareció en un mapa estadounidense. Desde entonces y hasta 1946, la misteriosa isla fue respetuosamente incluida en los libros editados por el gobierno de México. No obstante, cuando en 1997 el gobierno de México decidió explorar la zona de manera oficial, no encontró nada en su lugar. Después de esta fallida búsqueda, decenas de rumores y teorías conspirativas se echaron a andar, casi siempre sostenidas en una palabra clave: petróleo. Sucede que en aquel entonces diversas compañías petroleras de Estados Unidos comenzaban a hacer perforaciones cerca de la frontera con México en busca del oro negro. Las teorías no quedaron en la esfera del rumor: políticos mexicanos, entre ellos el senador José Angel Conchello, denunciaron que la Isla Bermeja había sido desaparecida voluntariamente. Poco después Conchillo falleció en un extraño accidente. Cuando en el año 2000 se delimitaron las zonas marítimas de México y los Estados Unidos, la Isla Bermeja no apareció en la negociación, dando por hecho su no existencia. Si bien una investigación realizada en 2009 por la Universidad Autónoma de México avaló la presunta ausencia de la isla, actualmente Google Maps, por ejemplo, la continúa ubicando. ¿Existe o no existe la Isla Bermeja? Tal vez nunca pueda ser contestada esta pregunta de manera terminante, pero es innegable que existe una notable y persistente historia que conecta a dos países y un misterio de siglos.


Próxima
« Anterior
Anterior
Proxima »

CódigoCódigo EmoticonEmoticon

Gracias por tu comentario