La Iglesia Católica busca vida extraterrestre


¿Es una contradicción que la Iglesia Católica Romana tenga astrónomos dedicados a investigar el Universo? Para los sacerdotes involucrados, no: es una actividad que los ayuda a conectarse con el creador. La institución cuenta con 10 astrofísicos en actividad, quienes están abocados a profundizar nuestro conocimiento sobre el Universo; lo llamativo es que ellos deben ser, además de astrofísicos, sacerdotes.
Ante las críticas habituales de los científicos ateos, los especialistas del Observatorio Vaticano se defienden: en la astrofísica, según ellos, no hay límite entre la ciencia y la religión. "Creo que la gente que se hace las grandes preguntas sobre la fe también está interesada en la astronomía, ciencia que se está haciendo preguntas muy fundamentales", explica Buell Jannuzi, director del Observatorio Steward de la Universidad de Arizona, que trabaja en colaboración con los sacerdotes espaciales.
El Observatorio Vaticano data de 1582, pero fue el Papa León XIII quien lo estableció oficialmente en 1891, para dejar en claro que la Iglesia Católica Romana "no se oponía a la ciencia verdadera y bien hecha". Ahora, estos científicos religiosos avanzan en sus estudios, aun cuando estos podrían, llegado el caso de darse el “gran descubrimiento”, poner en duda los cimientos de su teología. Un verdadero desafío científico y religioso.


Próxima
« Anterior
Anterior
Proxima »

CódigoCódigo EmoticonEmoticon

Gracias por tu comentario