Árabe se divorcia en plena boda después de ver la cara de su esposa


Un novio saudí se divorció de su novia en la fiesta de bodas, después de ver su rostro por primera vez. El "avistamiento se dio de manera casual, cuando el fotógrafo que habían contratado les pidió que posaran juntos ya cara descubierta.

Los contrayentes, residentes en la ciudad árabe de Medina, habían accedido a casarse a pesar de no haber cumplido con el requisito del "cara a cara" - una costumbre popular en algunos países de Oriente Medio, especialmente aquellos donde las mujeres no suelen exhibir su rostro en la vida cotidiana.

Según crónica publicada por el periódico local Okaz, cuando la novia se quitó el velo y sonrió para la cámara, su nuevo marido retrocedió asqueado.


'Tú no eres la chica con la que quiero casarme. No eres la que yo había imaginado. Lo siento, pero me divorcio de ti", dijo el novio.

Acto seguido, la novia se desplomó en medio de un ataque de llanto, y los invitados se dividieron en dos grupos. Uno consolaba a la novia, y el otro intentaba hacer recapacitar al novio. Pero sus esfuerzos fueron en vano.

El novio dijo que no había tenido oportunidad de ver la cara de su novia antes del matrimonio. "Cuando él anunció la ruptura del matrimonio, la novia se derrumbó y la boda se convirtió en una noche de lágrimas", añade la crónica.

La noticia corrió con rapidez en las redes, donde menudearon lo comentarios condenatorios hacia el novio. La mayoría de ellos lo acusaban de superficialidad y de dar demasiada importancia a la belleza física. Otros, se limitaban a señalar que él tendría que haberle echado un vistazo a la cara de la chica antes de la boda, y que si no lo hizo, luego no le asistiría derecho a quejarse.
Próxima
« Anterior
Anterior
Proxima »

CódigoCódigo EmoticonEmoticon

Gracias por tu comentario