Animales extraños: La increíble araña Pavo Real


El aracnólogo y clérigo británico Octavius Pickard-Cambridge describió esta especie en el año 1874, el cual hizo referencia a que la había observado elevando y bajando sus solapas abdominales y que también las empleaba como alas o apoyos para planear durante sus saltos, de ahí que le pusiera el nombre específico de volans, todas las especies del género Maratus tienen solapas en su opistosoma.
Habita en Australia Occidental y es un tipo de araña saltadora única de la región.


Descripción

Tamaño: ambos sexos de la Araña Pavo Real Volans, y todas las Marantus, no alcanzan un tamaño mayor a los 5 mm.

Coloración: las hembras y los individuos inmaduros suelen ser de un color marrón apagado, mientras que los machos adultos tienen el prosoma de color negro con bandas rojas, un opistosoma brillantemente coloreado con escamas y setas iridiscentes rojas, verdes y azules y un par de solapas plegadas a ambos lados. Son los machos los que, al igual que las aves, poseen estos diseños y colores únicos que varían entre individuos cuyo único objetivo es: el sexo por el placer de la conservación. El macho también posee extensiones sobre su abdomen que son plegables, las cuales utiliza para mostrar estos diseños tan coloridos, justo como los pavos reales lo hacen para atraer a la hembra.


Reproducción

Solo los machos son bendecidos con este guapo accesorio de conquista. De esta manera, junto con una especie de baile, atraen a las hembras, pero también pueden utilizar este fenotipo para distraer a los enemigos. El macho levanta el abdomen y levantando sus patas traseras, hace ver todo un espectáculo de colores y danza australiana, únicas.

La danza consiste en moverse de un lado a otro, agitando el bote y las patas, es como ver a un pequeño vibrador moverse de un lado a otro mientras hipnotiza al ojo, no solo arácnido, también al humano, con esa danza tan peculiar. Sin embargo, el propósito de estas solapas no es hacer de planeador, sino de servir de adorno durante el cortejo de apareamiento, desplegándolas ante la hembra del mismo modo que hace el macho del pavo real con su cola y de ahí toma su nombre común.



El cortejo incluye una danza en la que el macho se aproxima a una hembra receptiva y se detiene brevemente para elevar y bajar bruscamente y de forma alternativa su tercer par de patas. Si la hembra todavía se muestra interesada, el macho se adelanta aún más elevando el tercer par de patas al mismo tiempo para luego golpear el suelo con ellas y repite los mismos movimientos varias veces.

Cuando está a unos tres centímetros de la hembra, eleva su opistosoma y despliega las solapas creando una brillante aureola. El tercer par de patas lo mantiene en alto mientras agita vigorosamente su opistosoma, moviéndose de un lado a otro y acercándose poco a poco a la hembra, si ella muestra interés parece quedar embelesada ante este despliegue y cuando el macho la alcanza, permanece quieta y deja que se aparee. El ritual puede durar hasta dos horas y cuando el macho termina su faena, se aleja de la hembra inmóvil, que tarda varios segundos en recuperarse y empezar a moverse. El macho repite su cortejo con otras hembras.


Próxima
« Anterior
Anterior
Proxima »

CódigoCódigo EmoticonEmoticon

Gracias por tu comentario