Sacrificios humanos contemporáneos - La caza del albino


El sacrificio humano es visto, generalmente, como una práctica sádica y deshumana de las antiguas culturas supersticiosas. La mayoría de nosotros tenemos certeza de que la práctica fue abolida, que ya no se realiza más...infelizmente eso no es así. Los casos de sacrificios humanos ocacionalmente aparecen en los días de hoy. A pesar de no ser sacrificios en masa, muchas personas aún son masacradas para apaciguar a entidades espirituales a cambio de favores sobrenaturales.

Se tuvieramos que clasificar los cultos y religiones asociadas con la mayoría de los sacrificios humanos modernos, el satanismo ciertamente estaría en lo alto de la lista.

Vamos a dar una mirada en el caso de los albinos 



Albinos traen buena suerte

El albinismo es una enfernedad genética que perjudica la pigmentación normal de la piel y alcanza a unos mil tanzanianos. Ellos son llamados de  “muzungu”, que esgo así como "hombre blanco" o “zeru zeru”, que significa “fantasma.”.

El fenómeno, claro está, no se limita a Tanzania, sino que hay casos por toda África. Albinos son frecuentemente "cazados" y asesinados por vecinos bajo el mando de hechiceros. A veces es por "venganza" por infortunios naturales, para uso en medicina o para tornarse "invisibles" para el ojo humano.

La retirada de partes del cuerpo es chamada de "muti" o "poción". Se cree que las personas de piel clara dan un fuerte "muti" y si una parte del cuerpo es mutilada cuando la víctima aún está viva, el aumento del dolor hace con que el "muti" se torne más poderoso.

La creencia de que los albinos tienen partes del cuerpo con poderes mágicos ha llevado a millares de albinos africanos a esconderse de comerciantes inescrupulosos que pueden recibir hasta  $75.000 vendiendo un cadáver desmembrado completo. Compradores ricos usan las piezas como talismanes para atraer fortuna y buena suerte.

Y como si eso fuera poco, personas albinas en Tanzania no son sólo brutalmente torturadas y mutiladas, sino que también son asesinados o enterrados vivos con jefes de tribus fallecidos para no dejarlos "solos y abandonados".

A la caza del albino.

A finales de octubre, Gasper Elikana, de 10 años, caminaba por un pueblo en la región de Mwanza, Tanzania. Hasta que fue sorprendido por unos depredadores.

A Elikana le cortaron la cabeza y las piernas por el simple hecho de ser albino en un país donde existe la creencia popular de que son seres con artes curativas. Sus cabezas o sus piernas cuestan una fortuna. Las partes del cuerpo de este niño, por ejemplo, pudieron llegar a costar entre 25.000 (16.500 euros) y 75.000 dólares (50.000 euros).

Miles de niños, mujeres y hombres con esta característica en la piel viven escondidos para evitar acabar como pócima mágica para curar dolencias. Según Cruz Roja, hay más de 10.000 escondidos.


MÁS DE 50 ASESINADOS

María Owido, que carece de pigmento que da el color a la piel, ojos y cabello, dice que sólo está tranquila en el trabajo o en casa con su marido y sus hijos. Esta mujer albina de 36 años dice que:

"Dondequiera que voy la gente comienza a hablar de mí, diciendo que mis piernas y las manos pueden alcanzar una fortuna en Tanzania" 
Desde 2007, 44 albinos han sido asesinados en Tanzania y otros 14 en Burundi, esto desató un temor generalizado entre los albinos en África oriental. Según un informe publicado esta semana por la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja al menos 10.000 han sido desplazados de sus hogares o viven en la clandestinidad desde que comenzaron las matanzas, como recoge el Huftington Post en el artículo "10,000 Albinos In Hiding After Killings In East Africa"

Aparte del problema sanitario que supone el albinismo, el secretario general adjunto de la Cruz Roja de Tanzania, Peter Mlebusi, ha explicado que sufren también:

"El estigma y la discriminación en la comunidad, a lo que se suma la inseguridad por el mito de la riqueza que puede generar la venta de miembros del cuerpo de albinos".
Algunas comunidades africanas creen que los albinos son presagios de infortunios o retrasados mentales.

Gasper Elikana sólo era un niño.


Próxima
« Anterior
Anterior
Proxima »

CódigoCódigo EmoticonEmoticon

Gracias por tu comentario