Claves en el ciclo del suicidio

Las cifras de suicidio a nivel mundial son alarmantes, siendo los picos más altos a principios de primavera y verano, a pesar de que seguro que muchos de ustedes creían que esto sucedía en los meses más fríos del año. Las claves en el ciclo del suicidio son asombrosas y muchas veces confunden a los expertos.

El suicidio y el calor

Generalmente, se cree que las personas se suicidan más con climas fríos, ausencia de sol y días lluviosos. Sin embargo, se ha visto recientemente que la mayor parte de las personas se suicidan en primavera y los primeros días del verano.
Por eso, es importante para los investigadores descubrir cómo funciona el estado de ánimo y el comportamiento, y reducir de alguna manera la tasa de suicidios por año. Actualmente se está viviendo una epidemia de suicidios, a partir de la crisis económica que comenzó en 2008.
Claves-en-el-ciclo-del-suicidio-3.jpgISTOCKPHOTO/THINKSTOCK
La primera vez que aumentaron los suicidios en primavera fue en Europa en el siglo XIX. La gente se suicida por razones personales, sociales y ambientales que los empujan a tomar esa decisión. ¿Cómo influye la primavera en todo esto?
Una de las razones básicas puede ser el “efecto promesa rota” que se produce cuando nos damos cuenta que la llegada de la primavera no solucionará los problemas. Además, los psiquiatras han visto que los pacientes con trastorno bipolar y depresión sufren en la primavera una agitación maníaca que amplifica el riesgo de suicidio. Esto puede estar directamente relacionado con la caída de la hormona del sueño -la melatonina- durante esta estación, algo que nos da más energía en los días largos pero que también puede agitarnos.
Sin embargo, esta razón no parece muy clara y muchos investigadores se centran en una posible relación entre el suicidio y la inflamación. El doctor Kaplin investigó a pacientes con depresión y esclerosis múltiple, y descubrió que ambas se alimentan entre sí, la EM aumenta la depresión, y la depresión aumenta la inflamación central. Esta relación se debe a las citoquinas, mensajeros químicos del sistema inmune, que pueden frenar o aumentar la inflamación.
Las citoquinas inflamatorias tienen un lugar especial en la lucha contra las infecciones, aunque puede causar problemas, aumentando la depresión y los intentos de suicidio. Eso se debe a que las citoquinas reducen la serotonina y detiene el crecimiento de nuevas células cerebrales.
Claves-en-el-ciclo-del-suicidio-2.jpgISTOCKPHOTO/THINKSTOCK
¿Qué tiene que ver todo esto con la primavera? Que muchas personas son especialmente sensibles a la inflamación durante esta época, ya que sufren de resfriados o de alergias estacionales. El polen de los árboles puede desencadenar inflamaciones.
Otra posibilidad es la falta de vitamina D, debido a los bajos patrones de luz durante el invierno, lo que produce inflamación.
Con estas claves en el ciclo del suicidio, bien se podría tener precauciones especiales con aquellas personas que ya se encuentran en una depresión o están pasando una mala situación. Sin embargo, aún estamos muy lejos de desvelar toda la mecánica de nuestro cerebro.

Próxima
« Anterior
Anterior
Proxima »

CódigoCódigo EmoticonEmoticon

Gracias por tu comentario