La casa más aislada del mundo


Aquellas personas que, agobiadas por la vida social, estresadas por los numerosos vínculos y por el ritmo frenético y las condiciones ambientales de la ciudad, dicen que querrían vivir “aisladas”, probablemente no sepan con total exactitud qué es lo que están deseando. Para imaginar mejor qué es el aislamiento verdadero, cabe observar con atención esta casa solitaria en una isla alejada de casi todos los centros de población del mundo, y dejar volar la imaginación. La isla en la que se encuentra se llama Ellioaey, la cual forma parte del archipiélago Vestmannaeyjar, en la costa sur de Islandia.


En la casa no hay electricidad ni conexión a Internet, pero hay un sistema que recolecta el agua potable de la atmósfera. En el año 2000, luego de las celebraciones por el cambio de milenio que terminaron por consolidar la imagen de la cantante Björk como representante de la identidad islandesa, el Primer Ministro de Islandia, Davíð Oddsson, quiso regalársela aduciendo que  “Björk ha hecho más para hacer popular a Islandia que la mayoría de los islandeses”.


No obstante, problemas legales se interpusieron, y la artista no se mostró demasiado entusiasmada ya que poseía una isla de dimensiones similares y mismo nombre, no muy lejos de allí. Hace 300 años la isla fue habitada por pescadores, pero luego quedó abandonada, aunque tiene un gran pabellón de caza construido en 1953. Ahora la casa sirve como refugio de una asociación local que se dedica a la caza de frailecillos atlánticos en la isla; y como refugio, aunque sea imaginario, para todos aquellos que puedan observar sus fotografías y fantasear con la soledad hogareña más absoluta.

Próxima
« Anterior
Anterior
Proxima »

CódigoCódigo EmoticonEmoticon

Gracias por tu comentario